lunes, 8 de octubre de 2012

buenas noches amigos!
hoy despues d mucho tiempo he d compartir lo siguiente:
andando por la cuidad hoy tuve una muy mala experiencia q me causo mucha tristeza se q no es nada nuevo perosi muy deprimente. staba parado en un crucero cuando frente a mi se paro una señora haciendo malabares para ganarse unas monedas mas lo q me impresiono y me dejo mudo fue q a su lado staban 2 pequeños con su carita pintada haciendo graciosadas estos chicos no rebasaban los 5 años quizas d edad y con toda su inocencia se reian como si disfrutaran lo q hacian! por dios dije com puede ser tan cruel el sistema q hasta estos niños victimas d la pobreza q nos invade a muchos algunos en mayor o menor crueldad... en lo personal ahogue el pensamiento pues yo tengo nietos d esa edad y supe q tan valioso es tener una estabilidad economica si no muy buena regular para evitar q nuestros seres queridos pasen por ese trago amargo, mas me rompio el corazon cuando al regalarle unas monedas a los pekes senti sus manitas tan heladas com el mismo hielo ... fue muy triste, eso solo me deja un pensamiento d repudio hacia nuestros gobernantes q gozan d muchos beneficios a costa de nosotros, me da mucha pena la desigualdad y marginacion q impera en nuestro sistema tan degenerado y corrupto stoy indignado q mientras unos imbeciles politicos derrochan el dinero en vanalidades otros simplemente esperan la ayuda para por lo menos llevarse algo a la boca .....  Q PENA!

1 comentario:

  1. Afortunadamente nuestros hijos no sufren ese tipo de calamidades, sin embargo los ninios de la calle también son nuestros ninios y dependen de nosotros como sociedad.
    Esos ninios que los vemos tan ajenos a nosotros son ni más ni menos la cara que nuestro país da al mundo entero...
    Nuestros hijos están metidos en casita muy bien cuidados y solo aquellos que mendigan por un pedazo de pan o porque ya los tomó la mano corrupta de un adulto son los que fotografían cámaras extranjeras para mostrar al mundo a nuestro querido México.
    A ellos son a los que deberíamos cuidar por igual.
    Ya me agarró el coraje eros.

    ResponderEliminar